Visitas a este blog kusiano

lunes, 31 de julio de 2017

Pérdida.

En algún momento de la experiencia vital de una persona aparece un momento en el cual, por bastantes motivos, uno llega al punto de tener la obligación de hacer una pausa en la rutina y pensar hacia dónde está yendo la vida de una persona. En este caso sólo he tenido uno y que ha sido más que suficiente como para pararme a pensar: La muerte de un amigo con el que empecé a crear un vínculo de unión bastante fuerte en los últimos dos años. Amigo mío, te echo mucho de menos, y desde el momento en que tú pereciste, algo en mi y en todos nosotros murió también, ese pequeño fogón que ardía de manera reconfortante ahora es frío y estéril, los obstáculos se antojan mucho más difíciles, incluso el instinto animal aparece y por momentos que no pueden ser contados en segundos me hacen creer que vas a aparecer en un momento para otro, hasta que la razón gana al instinto y recuerda la DURA realidad. Muchos proyectos han perdido su razón de existir, aunque otros muchos han nacido a raíz de este horroroso suceso, tu persona no va a caer en el olvido jamás. Es doloroso pero, ¿por qué iba a ser un punto de inflexión en nuestras vidas? Porque has demostrado, además de que el valor de las cosas reluce cuando se pierden, que la vida puede irse de las manos de uno repentinamente, y la sensación de la muerte es muy, pero que muy sobrecogedora. 

Decir adiós es casi imposible, es horrible, pero es necesario para avanzar. Antes de nosotros han existido miles de generaciones, es parte de la propia naturaleza que no todos los individuos de una generación sobrevivan o salgan hacia delante, es duro, es una mierda. Pero no por ello la muerte sólo trae males a este mundo, de no ser por ella, Stalin seguiría gobernando las Rusias con mano firme, matando a muchas personas inocentes en el proceso, además, también recuerda cómo el valor de la vida de tus seres queridos sale reforzada, cobrando un sentido más grande del que podría tener. Desde aquí, Carlos, quiero decirte que te quiero, quiero soltarme del dolor que produce tu pérdida, y que, sea lo que sea lo que haya más allá de la vida y la muerte, estés bien (y de no existir absolutamente nada, que tu recuerdo en vida haga de la nuestra mucho más fuerte). Nunca te olvidaré.

jueves, 12 de mayo de 2016

El absurdo de la inocencia.


El mundo, sus experiencias, todas las oportunidades que ofrece, todos los puntos de vista, todas las construcciones sociales, toda cultura, toda religión, todas mueren cuando también lo hace la inocencia. ¿No os ha pasado que, de un momento para otro, lo que creíais como verdad absoluta, o como lo más normal del mundo, es una mentira que ya no se aplica a la realidad? ¿Os ha pasado que, con la muerte de la inocencia, con todo aquello que se ha construido mediante la intimidación y el miedo a perderla, deja de asfixiarnos, de condicionarnos? Muchos cánones, muchas normas sociales, e incluso normas jurídicas, ideológicas, terminan por ser una farsa, una coartada a unas necesidades concretas, y reales. El amor cesa de existir cuando la inocencia muere, todo en esta vida pasa por la inocencia, el idealismo que proyectamos hacia virtudes y actitudes e ideales que nos dan un rayo de esperanza, mas esa inocencia muere con todo aquello con lo que vivimos esperanzados, todo pierde su significado, y a más esfuerzo puesto en alcanzar esas ideas, más daño nos hacemos, no sólo a nosotros, sino a los demás, incluso a la propia humanidad, ¿cuántos millones de hombres y mujeres han perecido por esos ideales? la libertad se coarta, la igualdad se corrompe, la fraternidad se omite. Sólo nos queda la nada, esta vida no tiene sentido, toda idea es vana, sólo podemos existir, y hacer de nuestra existencia algo que nos ayude a superar esa pérdida de inocencia, y encontrar la paz en el propio ser, toda idea es asesina. No hay razas, clases, dioses, sólo el ser humano, el individuo, tú, yo, tu amigo, tu vecino, tu ex-novia, tu madre, tu posible, futura, hipotética y tóxica novia, el Presidente, y el Vicepresidente, tu gato, tu perro, sal, tómate una cerveza, un café, un refresco, un agua, y disfrútalo como si nunca hubieses bebido en tu puta vida.


jueves, 3 de marzo de 2016

El anonimato en Internet ha muerto (O se ha ido al McDonalds).

El tema del que voy a tratar hoy es quizás uno de los más recientes en la historia de Internet, y opino personalmente que es algo de lo que realmente cabría hablar. Como dice el título, el anonimato en Internet ha muerto. ¿Por qué lo digo? Es prácticamente sencillo, porque con cuatro datos puedes encontrar información de CUALQUIER persona, y con cualquiera no digo un famoso, un youtuber (ups, quería decir persona), un político o cualquier persona expuesta al público, sino con cualquier persona normal y corriente que, con la implantación de toda una serie de redes sociales y de registros consiguen dar con información básica del individuo y, quizás, información sensible (P.E: Páginas de ligue o sexo, información acerca de las convicciones políticas del sujeto, etc.). Todo esto surgió hace algunos años, cuando aparecieron redes sociales tan masivas como Facebook, y sus análogos extranjeros, como VKontakte en Rusia o Tuenti en España, redes que aparentemente parecen seguras y que mantienen la privacidad del usuario, MENTIRA. Se ha demostrado que Facebook tiene tratos con los gobiernos con las principales potencias mundiales para conseguir información de particulares que pueden entrar dentro de la lista de "Personas Sospechosas", otra gran MENTIRA, porque pese a que sí, hay terroristas y personas peligrosas en Internet, muchas veces esas mismas personas que son rastreadas no tienen en absoluto que ver con los perfiles delictivos anteriormente mencionados, y pagan justos por pecadores, como dice el dicho cristiano. Os pondré un ejemplo, una persona como un servidor necesita registrarse en páginas web, en foros, e incluso visitar el campus virtual de la Universidad, sitios web que requieren de cierta información, tales como nombre y apellidos, dirección, correo electrónico... etc, y no, esta muchas veces no queda en manos de la empresa o compañía que se encarga de ofrecerte el servicio por el cuál te has registrado, sino que pasa a otras empresas que la utilizan a su antojo (más adelante explicaré el por qué). ¿Os hacéis la idea de lo vulnerada que está nuestra información? Y vaya que lo está, ahora llega la guinda del pastel. La susodicha guinda se encuentra en Google, el mayor buscador de toda la red, ni falta hace que hagamos una presentación de dicha compañía, todos saben qué es Google, pero no todos saben qué se hace con los datos. Pues parece ser que lo que hacen con dichos datos es utilizarlos a favor suyo, ¿cómo? Muy sencillo, Google básicamente tiene trato o incluso dentro de su propio conglomerado de empresas unas particulares que se conocen como Data Brokers, pero, ¿qué son? Son empresas con ánimo de lucro que se dedican a recopilar información, aprovechándose de vacíos legales existentes en el espectro de los delitos informáticos y atentados contra la intimidad (considero este hecho como tales supuestos, en mi opinión, claramente), y vendiendo dicha información a grandes compañías para ofrecerte publicidad de las mismas. A donde quiero llegar es que resulta escalofriante que para el usuario de Internet medio no exista seguridad alguna a la hora de navegar por la Red, y, pese a existir normativas internacionales e incluso una Ley de Protección de Datos en la Unión Europea, son esfuerzos insuficientes porque aún dejan un márgen de actuación para las Data Brokers, y a mi parecer, estamos cada vez más cerca de que Internet pierda su independencia, su estatus de Espacio Libre y se convierta en otra herramienta más del Estado, si es que ya no se ha convertido en ella. Saludos y traten de no mirar mucho 4Chan xDxDxDxDXDXDdgfijdsxgjo.

jueves, 19 de febrero de 2015

Hablemos de videojuegos: Banished.

¡Hola! Hoy, después de mucho tiempo, ¡tengo tiempo para escribir una entrada! Como podréis leer en el título, hoy os traigo un título para PC: Banished, un título que me tiene bastante enganchado en las horas muertas en las que ni estoy estudiando ni haciendo ejercicio, he aquí un resumen:

¿Qué es Banished? Es un videojuego de estrategia tipo administración de recursos en el que nos metemos en el papel de una comunidad de unas pocas familias que decide dejar su vida nómada e instalarse en una región totalmente Abián virgen. Empiezas con cierta cantidad de recursos, que pueden ser según el nivel de dificultad, desde madera, piedra, hierro, comida, hasta abrigos para pasar el invierno, herramientas, medicinas... Y claramente, estos recursos son escasos, como mucho, te darán para sobre pasar un año o dos, pero te tendrás que buscar la vida. Asignarás diferentes profesiones para tus ciudadanos, como recolector, labrador, constructor... Siempre tendrás que estar al tanto de las profesiones de tus aldeanos, puesto que los labradores, que son el oficio que tienen los aldeanos por defecto, sólo se dedican a trabajillos mundanos como despejar sitios de obstáculos (por ejemplo, zonas en las que se va a construir), construir carreteras y llevar recursos de aquí a allí, por lo que en base a las necesidades de tus aldeanos, vas a tener que hacer que sean granjeros, recolectores, cazadores, pescadores... ¿Necesitas madera? Pues a partir leña, joder. ¿Piedra? Pues a romper piedras me cago en Dios. Otra cosa muy buena que tiene el juego es la gran variedad de edificios que tiene, entre varios modelos a elegir de casa, pueden ser tanto de madera como de piedra, siendo lógicamente mejor la de piedra ya que necesitas menos madera para pasar el invierno, ya que las paredes son más resistentes al frío y cosas a lo tkplplktktktk que no entiendo pero un ingeniero o un arquitecto sí, me cago en mi patética vida, tuve que haber ido por ciencias.

Imagina comenzar así...
Y poder acabar así... 

Bueno, después de haber comentado por encima lo básico en este juego, he de hablar de otros aspectos diversos que hacen de este juego una auténtica joya: 

La ambientación está bastante bien lograda, con diferentes especies vegetales y animales, las cuales se adaptan perfectamente al ambiente en el que se desarrollan, por ejemplo, se nota claramente la diferencia entre los árboles de hoja perenne y caduca, siendo estas últimas cambiantes en las diferentes estaciones del año, aunque parezca una tontería, detalles como estos hacen que me meta más adentro en el juego, así como ver a la gente llevar víveres desde el mercado a sus casas, a los niños asistir a clase, a ver más tumbas en el cementerio a medida que van muriendo tus aldeanos (el 99% de viejos)... etc. Otro punto es la música, la cuál está bastante lograda, una musiquilla que tiene un toque muy titíri-ti-ti, somos hobbits y comemos setas, aunque puede llegar a ser un poco pesada a veces, pero que no está nada mal. 
Otra cosa que me interesa bastante en este juego es el sistema económico, por así decirlo, de la aldea. La aldea, al producir diferentes tipos de recursos, puede comerciar con ellos si construyes un puesto de comercio al lado de un río caudaloso, a dicho puesto empezarán a llegar cada poco unos barcos mercantes, que te ofrecerán mediante trueque diferentes bienes, y es algo que me mola mucho, porque puedes vender tus excedentes (o lo que consideres excedente) a cambio de cosas útiles que harán que tus ciudadanos sean más productivos y, a su vez, más felices. Otras cosas que valen la pena comentar es que su sistema de gestión, es decir, las estadísticas y la interfaz del juego son bastante útiles, sin una pizca de carencias por parte de la misma gestión, por lo que puedes administrar bastante bien tus cosas, la otra cosa a comentar es que NO PESA NI 100MB Y ES UN JUEGAZO COMPLETÍSIMO, VALE MUCHÍSIMO LA PENA.
Bueno, por último añadiría que es un juego que, a medida que vas avanzando, te plantea una serie de retos, tales como plagas, enfermedades, tormentas... así como aumentar tu población, que puede ser de manera natural o... INMIGRANTES RUSOS DE MIERDA NOOOHGHGHG XD

Cabe decir que este juego lo hizo UNA SOLA PERSONA, NI MÁS NI MENOS, y teniendo en cuenta la calidad de su trabajo, merece gran reconocimiento por semejante joya videojugabilística, Luke Hodorowicz, puto amo. 

VALORACIÓN: 5000/10 JUEGAZO DE DIOSES Y DIOSAS.





Y ya sabes...



PD: Puede que suba una partidilla al Banished para echar unas risillas y tah, así que ojo al blog eh, hijos de puta grandes seguidores míos. Un fuertísimo abrazo o una hincada de cuca, según el caso.

lunes, 19 de enero de 2015

La Universidad: Mi opinión.

Muy buenas, hoy les traigo una entrada un poco especial (como gran parte de las que he subido últimamente) y en esta voy a hablar de mi experiencia universitaria y mi opinión de ésta en general.
Como muchos sabréis, estoy estudiando el Grado de Derecho en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, una carrera que tiene que ver con el ámbito legislativo y el estudio de la ley en general, una carrera bastante tocha y difícil, que hay que trabajar diariamente. Pues bien, las materias vienen a ser Teoría del Derecho, Historia del Derecho, Follada anal Derecho Romano, Constitución y Sistema de Fuentes e Introducción a la Economía (Que no sé qué coño tiene que ver con Derecho), cada una de dichas asignaturas tiene sus peculiaridades, y una de ellas es que de 5 personas, 3 son hombres, y esos tres hombres son homosexuales. OSTIA PUTA KUSO, ¿ESO ES MALO? Nah, en absoluto, como si son zoofílicos, sólo que al ser homosexuales es gracioso decir entonces que en los exámenes les gusta darnos por culo (chiste de mierda, lo sé). La verdad es que el ámbito docente es el plato caliente de la Universidad: Todos son unos ineptos de mierda excepto la profesora de Teoría del Derecho, es la puta ama. Los mierdas que tengo por profesores cobran unos 3000€/mes y aún así llegan cuando les da la puta gana para quedarse en la cafetería 20-30 minutos, terminan las clases cuando les da la puta gana y si por alguna razón alguien llega 5 minutos tarde no lo dejan entrar, tócate los cojones. La administración también es una mierda, y todo es UUU UUU HAY QUE PAGAR HAY QUE PAGAR UUU UUU y toca un poco los cojones eso de que la educación sea "pública" y luego haya que pagar dinero para poder tener un tema. Los compañeros de clase es que ya ni les hablo de lo hipócritas, pijos, burgueses, mimados, incultos y subnormales que pueden llegar a ser, quizás de 500 personas se salven 10, porque son puta mierda, y cada vez que los veo me entran LITERALMENTE náuseas, pero tengo compañeros putos amos, de eso sí tengo suerte, pero la mayoría es puta escoria a la que quemaría viva. La cafetería es la puta hostia, creo que es lo mejor que tiene la universidad, su puta cafetería, lo cuál explica por qué los profesores son tan putamente vagos de estar todo el día ahí. La biblioteca también está de puta madre siempre y cuando estés dispuesto a aguantar a la típica pija de mierda que está en la carrera por postureo porque su padre es Felix Santiago y le compra la carrera a los profesores, y se pone con el móvil a chatear y a hablar con su amiga de que nosequién es un pobre de mierda que compra ropa en Primark.

En general, mi puntuación sobre la universidad es 3/10, PUTA MIERDA.

viernes, 16 de enero de 2015

Sinceridad.

Hace mucho que no me enfrento a mi mismo, de manera escrita, y da la casualidad de que cuanto menos me encaro con lo que más rechazo de mi mismo, más grande se hace ese defecto, esas cosas que uno puede calificar como cancerígenas. Y es algo que nos hace realmente humanos, nuestros defectos, nuestra incapacidad de tomar una decisión o admitir un error, siempre tenemos orgullo o tenemos miedo, pero siempre acaba saliendo por si sólo.

 Llevo meses enfrentándome a mi mismo, no de manera negativa, no de manera dolorosa, pero sí contra algo que intento negar a toda cosa: No estoy completamente feliz con lo que hago, con lo que estudio, no me llena del todo la carrera de Derecho. Hay diversas razones por las que no lo hace, una de ellas es su dificultad, me esperaba una cosa realmente distinta a la que es y, pese a interesarme mucho, hay algo que no cuadra, sigo sin saber el qué. Puede ser la hipocresía de la gente que va a estudiar allí, puede ser la incompetencia del profesorado, puede ser la GRAN MENTIRA que es la Educación Pública en este país, pero aún así, sigo sin encontrar el por qué definitivo. Quizás no estoy hecho para esto, o quizás sí, no estoy seguro, tengo muchas dudas que me carcomen día a día, examen tras examen, poniendo muchísimo empeño, esfuerzo y sobre todo tiempo, en algo que ni siquiera sé si me llena por dentro.

Estoy desubicado, y la verdad es que bastante, difícil lo encuentro hablar de ello con alguien, puesto que todos dicen lo mismo, que tengo que dejar de pensar eso y que estoy hecho para esto, pero el problema es que a nivel personal tengo una serie de inquietudes que chocan con el concepto mismo del Derecho. ¿Trabajarías de algo en lo que odias? ¿Defenderías a alguien que se dedica a estafar, mentir, asesinar? ¿Te gustaría justificar lo que hace un gobierno mediante el ordenamiento jurídico? Yo no querría hacerlo, quisiera defender el medio ambiente o simplemente poder defenderme jurídicamente ante una violación de mis derechos a la hora de intentar vivir apartado de la sociedad. Y es que a esto último le doy mucho ímpetu, cada vez quiero pertenecer menos a la sociedad, ser parte de un engranaje que no lleva a ninguna parte, nos han vendido un futuro y el futuro no existe, un título no te asegura tener un futuro exitoso, no te asegura tener una autoridad moral sobre los demás, como gran parte de la gente que estudia titulaciones superiores cree, el futuro es el esfuerzo, el trabajo duro, seas lo que seas, tanto si eres granjero como si eres catedrático de Harvard. El mundo gira en torno al dinero, no estudiamos para encontrarnos a nosotros mismos, estudiamos para encontrar el dinero, ¿realmente tiene valor alguno? Los bancos tienen pleno control de nuestras vidas, utilizan los ahorros de toda una vida de muchas familias para especular, utilizan métodos muy arbitrarios (relacionados, cómo no, con Derecho) para desahuciar a muchas personas. ¿Realmente quieren formar parte de ese engranaje? Yo no. Creo que el ser humano ha perdido gran parte de su esencia como tal, cuando vivíamos en comunidad y a la vez nos dedicábamos al cuidado de nosotros mismos, ahora exaltamos la individualidad, aún cuando esta es necesaria en ciertos puntos, llevando el egoísmo y la codicia a niveles extremos, matamos por dinero, trabajamos por dinero, con dinero compramos cosas que no necesitamos, compramos derechos, títulos, cosas abstractas y que no tienen puto sentido material.

Quiero romper con todo eso, quiero dejar de pertenecer a una sociedad tan avanzada, que sea avanzada no significa que sea buena, sólo somos una copia de todas las campañas de márketing existentes, no somos nuestros, deberíamos luchar por lo que queremos. Y eso estoy intentando, hacer lo que quiero, y sigo buscando, y con absoluta sinceridad les digo, seguiré buscando. Quiero hacerles una pregunta, y quisiera que la respondieran en la caja de comentarios: ¿Sois sinceros con ustedes mismos? ¿Por qué estáis haciendo lo que estáis haciendo? ¿Buscáis el éxito? Muchísimas gracias.